Siete paseos para conocer Córdoba


Calle Deanes y Buen Pastor

Calle Deanes y Buen Pastor

Ver:

  • Antiguo convento Descalzez Carmelitano.
  • Iglesia de San Roque.

Recorrido:

Al salir de la calle de la Hoguera dirigirse a la derecha por la calle Deanes hasta el siguiente cruce. Tomar la calle de la izquierda, Buen Pastor, hasta el final donde, a la derecha, comienza la calle Leiva Aguilar.

Descripción:

Hostal DeanesSe sale de la calle de la Hoguera frente al Hostal Taberna los Deanes, casa solariega del siglo XVI con portada de piedra adintelada y patio con galerías de arco de medio punto sobre columnas y surtidor en el centro. Una placa en la fachada informa de que en esta casa vivió Garcilaso de la Vega. Recibe este nombre porque en esta calle tuvieron su casa los Canónigos del Cabildo de la Catedral (Deanes). La calle está prácticamente ocupada por tiendas de souvenir y llena de turistas en horario comercial.

Buen PastorCalle del Buen Pastor (antigua de San Roque). Debe el nombre a la que primero fue ermita de San Roque, después convento de la Descalcez Carmelita, luego colegio de los Carmelitas Calzados, casa particular tras la desamortización y por último residencia de ancianos San Juan de la Cruz. En este edificio es donde vivió San Juan de la Cruz durante su estancia en Córdoba. Conocido también como Convento del buen Pastor. Tiene un bonito claustro del siglo XVII. La iglesia de San Roque es de una sola nave y se cree que está enterrado en ella el padre Andrés de las Roelas, a quien se apareció San Rafael.

En esta calle abundan las casas señoriales reformadas:

Las nº 2 y 4 fue antigua casa palacio del conde de Torres Cabrera, alcalde de Córdoba; una vez dividida la nº 2 fue legada al Opus Dei que abrió en ella la Fundación Aljaraque.

La nº 3 del siglo XVIII con portada historicista flanqueada por pequeñas ventanas circulares (óculos).

Las nº 14 y 16 con portada de piedra rematada por un frontón partido fueron la sede de la Escuela Normal de Maestras después de la Guerra Civil.

La nº 11 del siglo XVII y XVIII, Instituto de la Mujer y Centro de Drogodependencias, conserva en el patio restos de una galería de arcos peraltados de ladrillo sobre columnas con capiteles árabes.

La nº 13 del arquitecto José Rebollo (1960) mantiene un pozo árabe y un acogedor Salón de Té.