Siete paseos para conocer Córdoba


De la Avenida de los Piconeros a la Glorieta Llanos del Pretorio

De la Avenida de los Piconeros a la Glorieta Llanos del Pretorio

Ver:

  • Grupo escultórico La educación de Nerón.
  • Ermita del Pretorio.

Recorrido:

Desde la Plaza de la Flor del Olivo se accede a la Avenida de los Piconeros en el Paseo de Córdoba, conocido como Vial Norte, que se recorre en dirección al centro hasta la Glorieta Llanos del Pretorio. Atravesar y continuar por el paseo en dirección a la estación del AVE.

Descripción:

Con el conocido como Plan Renfe se soterraron las vías del tren y se liberaron los terrenos que permitieron construir el Paseo de Córdoba y la urbanización a su alrededor. Desde la Glorieta de los Almogávares hasta la La AbaceríaGlorita de las Tres Culturas, junto a la estación del AVE, se abren las nuevas Avenidas de al-Nasir y de la Libertad. Se levantan hoteles y modernos edificios en cuyos bajos se instalan comercios de lujo y bares de copas con diseño innovador. Tampoco faltan las tabernas, como La Abacería de al-Nasir, que mantienen el ambiente y la tradicicón de la buena cocina cordobesa con instalaciones, diseño y servicio actuales.

La Glorieta del Pretorio está situada en lo que antes era el Viaducto del Pretorio, primer paso elevado con el que contó Córdoba para sortear las vías del tren y único camino de comunicación entre la ciudad y la barriada del Brillante.

La educación de NerónLa Educación de Nerón es un conjunto escultórico que representa a Séneca instruyendo al Emperador Nerón que aparece sentado sobre un trono. Es la reproducción en bronce de la obra que Eduardo Barrón González realizó en 1904 para la Exposición Nacional de Escultura, consiguiendo el Premio Nacional de Escultura. La obra original de escayola ha estado expuesta en el Ayuntamiento de Córdoba, cedida por el Museo del Prado que la ha recuperado para su restauración. La réplica se ha realizado mediante la utilización de rayo láser, lo que permite hacer un vaciado sin afectar a la obra original. La escultura se inauguró en la Glorieta del Pretorio en junio de 2007 con la presencia de los familiares del escultor, directivos de Cajasur, que la ha patrocinado, y autoridades, que manifestaron el deseo de recuperar con esta obra la dimensión romana de la ciudad.

Humilladero del PretorioErmita del Pretorio. Su nombre lo debe a un cuadro representando a Jesús ante el Pretorio que en ella se venera. En principio fue un sencillo humilladero adosado a la tapia de la Huerta de la Reina, que se derribó al quitar la tapia por las obras de la estación de ferrocarril. La suscripción de los devotos al Señor del Pretorio, el dinero recogido en una novillada organizada por los vecinos del barrio del Matadero y la aportación del Ayuntamiento se materializó en la construcción del nuevo humilladero. La obra de estilo neogótico es de reducidas dimensiones, de planta cuadrada cubierta con bóveda de arista y fue proyectada por el arquitecto Amadeo Rodríguez y ejecutada por el arquitecto municipal Rafael de Luque y Lubián en 1872.El pequeño pórtico se encuentra cerrado con verjas de hierro. Era un punto por el que pasaban los toreros a rezar antes de llegar al ya desaparecido Coso de los Tejares. Con el soterramiento de las vías del tren y las obras del Plan Renfe se trasladó el humilladero a los nuevos jardines, quedando semioculto entre los árboles en las proximidades de la Avenida de América. Una línea de piedras junto al muro de la Merced recuerda su antiguo emplazamiento.