Siete paseos para conocer Córdoba


De la calle Cardenal González a la calle Badanillas

De la calle Cardenal González a la calle Badanillas

Ver:

  • Casa de los Jurado.

Recorrido:

Al salir de la calle Amparo atravesar Cardenal González y seguir por la calle Caldereros. Recorrido un corto tramo girar a la derecha por la calle Zapatería Vieja hasta la primera bocacalle a la derecha (Badanillas) que se sigue hasta la calle Rey Heredia. Cruzar y continuar por la calle Cabezas.

Descripción:

Calle CaldererosLa calle de los Caldereros es una prolongación de la calle Rey Heredia hasta la Cruz del Rastro. En tiempo de los árabes se llamaba Bens Alhá, cerca de la puerta de Hierro (Bab al-Hadid),que es la misma que después de la reconquista se denominó Puerta de la Pescadería y más tarde Arquillo de Calceteros. Este nombre proviene de unos portugueses que realizaban trabajos en cobre y se asentaron en esta calle. Anteriormente se conocía como de los Jurado por la Casa de los Jurado, solariega del siglos XVII reformada en el XX. Tiene varios patios y dos callejuelas sin salida en sus lados por lo que parece haberse formado por agregación de varias parcelas. La fachada presenta dos portadas adinteladas con frontones partidos, uno con elemento decorativo de placas, el otro con reja-balcón, todo de época indefinida.

La calle Horno de Porras se llama así por uno existente en el siglo XVII cuyo propietario tenía ese apellido. En la esquina con Cardenal González está la Taberna Jaular cuya fachada tiene frontón partido con escudo en su interior. Está decorada con motivos taurinos.

 

 

Horno de Porras Taberna Jaular
Calle Horno de Porras Taberna Jaular

El paseo continúa recorriendo el primero de los dos tramos de la calle Zapatería Vieja, en la que se asentaron los zapateros después de la conquista. En esa época se les denominaba chapineros, por lo que también se llamó de la Chapinería que se cambió después por Zapatería, añadiéndole el calificativo de Vieja para distinguirla de otra que había en la calle Alfonso XIII (antigua Liceo). Antes de llegar a la Pensión Agustina, que está al fondo de la calle, se gira a la derecha por la calle Badanillas que termina frente a la calle Cabezas. Se llamó así por la fabricación o venta de badana (piel curtida de carnero u oveja), haciéndola diminutivo para diferenciarla de la calle Badanas donde estaba la iglesia de San Nicolás de la Ajerquía. También se había llamado de las Hileras, por las trabajadoras de hilo para las labores de filigrana cordobesa.

Calle Zapatería Vieja

Badanillas

Calle Zapatería Vieja Calle Badanillas