Siete paseos para conocer Córdoba


De la calle Concepción a la Plaza de la Trinidad

De la calle Concepción a la Plaza de la Trinidad

Ver:

  • Iglesia de la Trinidad.
  • Casa de los Duques de Hornachuelos.
  • Estatua de Góngora.

Recorrido:

Desde San Nicolás ir por la calle Concepción hasta la primera travesía a la izquierda, calle Duque de Fernán Núñez, recorrerla toda y su prolongación, calle Montemayor, hasta la plaza de la Trinidad.

Descripción:

Confitería SerranoCalle Concepción. Calle peatonal y comercial, debe el nombre al convento de monjas concepcionistas que ocupaba la manzana en la que tras su demolición se abrió la calle Duque de Fernán Núñez. Tiene edificios interesantes y en el tramo que ahora se recorre destaca la Casa Juliá en el nº 5 con proyecto de Félix Hernández Jiménez (1926). La fachada tiene balcón corrido en la planta primera y separados en la segunda. La planta baja la ocupa la Confitería Serrano desde 1952.

Plaza de la TrinidadPlaza de la Trinidad. Adquiere este nombre por uno de los cuatro conventos que fundó el monarca Fernando III en la ciudad tras la Reconquista. Uno de sus lados lo ocupa la Casa de los Duques de Hornachuelos o casa de los Hoces, Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria, que fue su primer director, construida en el S. XIX por Pedro Nolasco Menéndez sobre restos de la casa solariega. Sobre la puerta de acceso al jardín, situada en la calle Tesoro, está el escudo de los Hoces. En el año 1965 se colocó la estatua del poeta don Luis de Góngora y Argote esculpida por Amadeo Ruiz de Olmos, escogiéndose este emplazamiento próximo a la casa donde falleció en 1627.

Iglsia de la TrinidadIglesia de la Trinidad. Del antiguo convento de la Santísima Trinidad, fundado en 1241 tras la conquista cristiana, se conserva su iglesia del siglo XVIII que se convirtió en la Parroquia de San Juan y Todos los Santos. El resto del convento pasó a cuartel con la desamortización de Mendizábal. La portada de 1703 la forma un arco de medio punto flanqueado por dobles columnas. Encima una hornacina con dos columnas salomónicas (las primeras empleadas en Córdoba) que acoge un grupo escultórico formado por una ángel con hábitos trinitarios socorriendo a dos cautivos. Se remata con un frontón partido donde se encaja el escudo de los Trinitarios. Contrasta con la recargada fachada la esbeltez de la espadaña de dos cuerpos, el inferior con balcón y tres arcos de medio punto que alojan cuatro campanas y el superior con un arco y campana más pequeños coronados con un frontón curvo. El cuerpo de espadaña está pintado de ocre y almagra al igual que el frontón triangular con hornacina y óculos con el que se culmina la portada.

Archivo municipalArchivo MunicipalDesemboca en la plaza la calle Sánchez de Feria, antigua calle de las Campanas, en honor del médico y humanista Bartolomé Sánchez de Feria (Córdoba 1719-1783) que vivió en esa calle, en la que también está la Casa de los Guzmanes (Archivo Municipal) del siglo XV. Tiene una portada de piedra con dintel de doble curvatura sobre el que se coloca repetido tres veces el escudo de los Hoces. En su interior tiene un patio de acceso con arcada de medio punto de ladrillo sobre columnas de piedra, un segundo patio con galerías de arcos sobre pilares de ladrillo,una escalera de 1609 con una cúpula y un notable pasamanos y varias portadas con ajimeces decorados con azulejos policromados.

Frente al Archivo se ensancha la calle en la plaza del Profesor López Neyra con un busto de este notable farmacéutico e investigador nacido en Córdoba en 1885.